Nuestro planeta

Residuos y reciclaje postconsumo


Nos hemos comprometido a utilizar nuestros empaques de manera eficiente, rediseñándolos para lograr que sean 100% reciclables e incluyan resina reciclada. Por ello, nuestra meta para 2020 es incorporar 25% de material reciclado en todos nuestros empaques de PET.

Dentro de las acciones, hemos aligerado el peso de los envases en todas las botellas y tapas de PET, así como implementado una iniciativa para reducir el tamaño de las etiquetas, sin que por ello se omita la información nutrimental que les ofrecemos a nuestros consumidores.


Participamos en distintas iniciativas con las comunidades, autoridades y ONG, con el propósito de hacer conciencia sobre gestión de residuos post-consumo, programas de recolección y reciclaje en nuestras comunidades, e informar a los consumidores como disponer y gestionar los residuos que generan nuestros productos, incluida la prevención de basura en cuerpos de agua, recolección de escombros y limpieza de playas.

Somos líderes en el reciclado de PET botella a botella en Latinoamérica. En 2005, unimos esfuerzos para crear IMER (Industria Mexicana de Reciclaje), la primera planta de reciclado de PET grado alimenticio en Latinoamérica.


Alineando nuestros esfuerzos con The Coca-Cola Company, adoptamos su meta global de ayudar a recolectar y reciclar el equivalente al 100% de nuestros empaques para 2030 a través de la iniciativa “Un Mundo Sin Residuos.”

En 2018, suscribimos The New Plastics Economy Global Commitment, un compromiso encabezado por la Fundación Ellen MacArthur, con el apoyo del World Wide Fund for Nature, el Foro Económico Mundial y The Consumer Goods Forum, entre otros organismos. Este compromiso convoca a los sectores público y privado a alcanzar su visión de una economía circular para el plástico.

Descarga nuestro Reporte Anual Integrado

Energía


Buscamos la eficiencia energética en toda nuestra cadena de valor e integramos fuentes de energía y tecnologías limpias y renovables para disminuir nuestras emisiones de carbono, y de esta manera, contribuir a mitigar el cambio climático.

Nuestro objetivo es mejorar la eficiencia energética en nuestras operaciones de manufactura, y simultáneamente, reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. Para conseguirlo, logramos incrementar nuestra eficiencia energética 46% de 2010 a 2019.

Desde el 2015 al 2019, disminuimos 12.6% las emisiones de CO2 en nuestras operaciones de manufactura, alcanzando 13.7 gr. de CO2 por litro de bebida producida en 2019


Para 2020, buscamos proveer 85% de la energía eléctrica de nuestras plantas en México con energía limpia. A finales de 2019 logramos una cobertura del 69% de nuestras necesidades energéticas para las operaciones de embotellado en México.

Más allá de esta meta, al cierre de 2019 suministramos un 70.7% de los requerimientos de energía de nuestras operaciones de manufactura con fuentes limpias, lo que representa un aumento de más de siete veces desde el 9% en 2014.

Utilizamos fuentes de energía limpia en nuestras plantas en Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, México y Panamá.

Como resultado de la reducción de 12% en el consumo de energía eléctrica durante el año, hemos logrado ahorros de $8.15. millones de dólares en energía:

  • $4.15 millones de dólares en eficiencia energética y,
  • $4 millones en energía limpia.

Agua


Como embotellador de bebidas, la gestión eficiente del agua es esencial para nuestro negocio, nuestras comunidades y el planeta. Nuestra meta para 2020 es mejorar la razón en el uso de agua a 1.5 litros de agua por litro de bebida producida. En 2019 nos mantuvimos en buen camino para alcanzar nuestra meta 2020, logrando 1.52 litros de agua por litro de bebida producida, una mejora del 22.5% en la proporción de uso de agua de 2010, nuestro año base de medición.

Además, nuestras iniciativas eficientes y proyectos generaron ahorros por USD $1.63 millones en 2019.


En colaboración con Fundación FEMSA, desarrollamos proyectos diseñados para mejorar la calidad de vida en las comunidades proporcionándoles agua limpia, saneamiento mejorado y educación en higiene, contemplando que se les brinde a las comunidades lo necesario para habilitarlas de manera sostenible en el largo plazo.


Nos hemos comprometido a regresar el agua que utilizamos en nuestros procesos reabasteciendo y conservando las cuencas, con el fin de asegurar el balance hídrico en las comunidades con las que interactuamos. Nuestra meta es reducir el consumo de agua, y para 2020, regresarle al medio ambiente y a nuestras comunidades la misma cantidad de agua que utilizamos para producir las bebidas.

De acuerdo con este compromiso, actualmente le regresamos al medio ambiente el 100% del agua que utilizamos en Brasil, Centroamérica, Colombia y México.

Dadas las dimensiones, la importancia y la complejidad que representa la conservación y el reabastecimiento del agua, trabajamos para reforzar los fondos de agua y conservar las cuencas por medio de iniciativas que incluyen asociaciones con diversos grupos de interés, como la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua- integrada por The Nature Conservancy, Fundación FEMSA, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

Cero residuos

Para 2020, la meta es reciclar al menos 90% de los residuos post-industriales en todas nuestras plantas embotelladoras. A finales de 2019, 90% de nuestras plantas ya habían alcanzado esta meta.

Hemos trabajado intensamente para garantizar que nuestros procesos cumplan con las más elevadas normas nacionales e internacionales, reafirmando nuestro compromiso de contar con procesos operativos eficientes, un buen desempeño y competitividad en cuestiones ambientales.

Suscríbete
a nuestro boletín


Selecciona tus temas de interés:





Sostenibilidad