Atrás

Economía circular: ¿por qué es necesario implementarla para las empresas?

La economía circular es un modelo de producción y consumo que promueve la optimización de los recursos y materias primas con las que se generan los productos, a la vez que propone un aprovechamiento de los residuos generados tras su proceso, de modo que el ciclo de vida de los productos se extienda. En ese sentido, la economía circular es un modelo más sostenible en el tiempo que el modelo tradicional o también llamado modelo lineal, el cual se tiene planteado en la mayoría de economías y que, en la actualidad, es necesario que las empresas se replanteen para beneficio del planeta. En este artículo, buscamos explicarte porqué debería ser así. 

Economía circular: un nuevo camino 

Hasta ahora, globalmente se han venido aplicando los modelos de producción y consumo lineales, es decir, aquellos en donde se extraen las materias primas de los recursos disponibles en la naturaleza para fabricar los productos que, como sociedad consumimos y desechamos tras cumplir, generalmente, un único propósito. Es el clásico “usar, tirar” que, incluso, ha dado lugar a ciertas prácticas de consumo excesivo como la obsolescencia programada. El modelo lineal plantea entonces un ritmo de consumo ágil y una explotación desmesurada de los recursos, generando repercusiones para nuestro planeta. 

Realidades como el cambio climático, la escasez de los recursos, el derretimiento de los polos, entre muchas otras situaciones, han provocado que, como humanidad debamos hacer un alto en el camino y debamos replantear algunas prácticas que podrían hacerse de manera diferente para reducir y desacelerar el impacto que estamos causando en los ecosistemas que habitamos y compartimos con el resto de seres vivos.  

Como respuesta a esta preocupación, se originan alternativas que plantean un nuevo camino, como es el caso de la economía circular. Como su nombre lo indica, este modelo propone un proceso cíclico que consiste en aprovechar al máximo los recursos materiales para alargar el ciclo de vida de los productos y reducir al mínimo posible los residuos

Es por ello que, dentro de este modelo de economía, cuando el ciclo de vida de un producto se termina, se busca aprovechar completa o parcialmente los materiales que lo componen, siempre que sea posible. Para ello, es preciso tener en cuenta los 7 principios de la economía circular, los cuales involucran tanto a los consumidores como a las empresas que se relacionan con un producto. Veamos a continuación cuáles son.

economia-circular

Las 7R: 7 principios fundamentales de la economía circular 

Seguramente has escuchado acerca de las 3 r: reducir, reutilizar y reciclar, pautas de gran importancia para la sostenibilidad; sin embargo, debes saber que existen otras cuatro que  se deben considerar y que también nos involucran directamente a las empresas, especialmente la primera:

Rediseñar los productos pensando en cómo su proceso de fabricación puede involucrar menos materias primas, tener una vida útil más larga y generar una menor cantidad de residuos, o bien que estos sean más fáciles de reciclar. 

Reducir nuestros hábitos de consumo, prescindiendo de prácticas innecesarias que no justifican el impacto medioambiental que generan. 

Reutilizar los productos tanto como sea posible o darles otro uso que alargue su vida funcional.

Reparar los productos que pueden seguir usándose. Esto no solo suele ser más económico que reemplazarlos, sino que también evita emplear nuevas materias primas y generar más desechos. 

Renovar los productos antiguos que pueden, con ciertos cambios, adaptarse a la modernidad, como, por ejemplo, muebles o vestuario. 

Recuperar los residuos recolectando los que pueden ser transformados y aprovechados.

Reciclar, gestionando un mejor uso de los residuos, aprovechando tanto como sea posible su materia prima para la fabricación de nuevos productos.

El compromiso de las empresas 

Claramente, estos 7 principios de la economía circular no solamente conciernen a los consumidores, pues implican que desde la fase de la producción se replanteen las prácticas de fabricación para reducir la utilización de materias primas y se rediseñen los productos para hacer más larga su vida útil. 

Es por eso que las empresas tenemos la responsabilidad de aportar desde nuestra operación al desarrollo sostenible, pues las acciones individuales, si bien sirven muchísimo a este propósito, necesitan el apoyo que se puede brindar a gran escala al considerar toda la cadena de producción y consumo.

En Coca-Cola FEMSA somos conscientes de nuestro impacto como empresa, por lo que hemos rediseñado algunas de nuestras prácticas de acuerdo a una estrategia de sostenibilidad más amigable con el medio ambiente. 


Noticias relacionadas


21

Dic

¿Cómo reducimos la contaminación ambiental en Coca-Cola FEMSA?
¿Cómo reducimos la contaminación ambiental en Coca-Cola FEMSA?

Nuestro planeta

En Coca-Cola FEMSA reconocemos que la contaminación ambiental es un…

Ver más  

21

Oct

En el Día Mundial del Ahorro de Energía, Coca-Cola FEMSA re-evoluciona el negocio con la sostenibilidad como el objetivo primordial
En el Día Mundial del Ahorro de Energía, Coca-Cola FEMSA re-evoluciona el negocio con la sostenibilidad como el objetivo primordial

Nuestro planeta

El 21 de octubre se celebra el Día Mundial del…

Ver más  

05

Oct

Red por el Planeta de Coca-Cola FEMSA presente por la limpieza de las costas venezolanas
Red por el Planeta de Coca-Cola FEMSA presente por la limpieza de las costas venezolanas

Nuestro planeta

Para refrendar su compromiso con el medio ambiente, este año…

Ver más